Salami de chocolate

Salami de chocolate sin azúcar refinada
pinit

¿Has escuchado antes sobre el «salami de chocolate»? yo no lo conocía hasta que tuve la oportunidad de ir a Grecia.

Aprendí que el salami de chocolate es un postre de chocolate oscuro muy tradicional en Portugal y Grecia pero realmente nació en Italia. Cuando lo llamamos “salami” es por su apariencia similar al salami de carne pero no precisamente por sus ingredientes.

Tuve la fortuna de aprender a preparar este postre en la cocina de un restaurante griego en Plaka, una hermosa zona de restaurantes en Atenas, Grecia.

Algunas versiones de este postre contienen diferentes tipos de nueces y galletas cortadas en trozos pequeños. La versión de cocinable contiene marañón y es endulzada con stevia o miel.

Yo nunca había escuchado sobre este postre, ¿tu lo conocías?

salami de chocolate

COMPARTIR ESTO:

Ingredientes

Instrucciones

  1. Alista los ingredientes y utensilios

    Utensilios:

    • Recipiente hondo
    • Tenedor
    • Espátula
    • Cuchillo
    • 70 cm de papel parafinado
    • Nevera
  2. Lleva los huevos a un recipiente hondo y mezcla con la ayuda de un tenedor.
  3. Adiciona la crema de coco, el cacao en polvo y la stevia liquida (o la miel pura). Mezcla hasta obtener una textura cremosa.
  4. Corta los frutos secos a la mitad y adiciona a la mezcla de chocolate. Mezcla muy bien con la espátula.
  5. Extiende el papel parafinado sobre una mesa poniendo la textura más suave hacia arriba.
  6. Engrasa el papel parafinado con aceite de coco.
  7. Ahora lleva la mezcla de chocolate sobre el tercio inferior del papel parafinado y trata de formar un tronco con la espátula.
  8. Ahora enrolla. Para hacerlo, dobla el borde inferior del papel (el más cercano a ti) sobre la mezcla de chocolate. Enrolla hacia adelante, alejándolo de ti hasta que el rollo se encuentre con el otro costado del papel. Luego, dobla el lado izquierdo sobre el centro, seguido del lado derecho sobre el centro.
  9. Una vez tengas el rollo formado, llévalo a la nevera por al menos 4 horas.
  10. Cada vez que quieras comerlo, saca de la nevera y corta en pedazos (de la misma manera que cortas el salami de carne), quita el papel y disfruta. Si te gusta el chocolate oscuro, este es un postre que cae muy bien para acompañar el café o té de la tarde.

Comparte la receta

Si hiciste esta receta compártela usando el hashtag #cocinableysaludable Compartir

Guarda la receta en Pinterest

pinit

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *